UNA CRÍTICA SINCERA

UNA CRÍTICA SINCERA

Seamos honestos, todos en algún momento hemos sido victima de la critica malsana, bien sea porque la hemos emitido o porque la hemos recibido.

La crítica es simplemente conjunto de opiniones o juicios que se hacen sobre cualquier asunto. Si dichos juicios u opiniones son para construir o para destruir es otro asunto.
De alguna manera todos hemos estado involucrados en esta situación. La critica malsana hiere al que la recibe y es dañina para el que la emite, por lo tanto sin importar el lado que uno se pare, es sencillamente tóxica y maligna, pero sin duda el más afectado es el receptor, sobre todo cuando es emitida por las personas que se aman o proviene de aquellos que deberían estar ayudándo a construir (una vida, un proyecto, una organización) no colaborando a destruir con sus palabras, sin embargo tambien existe otro tipo de critica, la que es saludable, la que existe para confrontar, orientar o corregir en amor y genuino interés. Respecto a como lo hayamos hecho de forma personal en el pasado, debemos evaluarnos, aprender y así perdonar, corregir y seguir adelante con la decisión de ser constructivos en el futuro.

Muchas veces hay conductas no cambiantes o acciones mal hechas no por mala intención sino por desconocimiento o falta de corrección, todos en algún momento y en diversas instancias necesitamos la mirada de otra persona para mejorar, sin embargo lo más común es la ausencia de personas que tengan el coraje de amablemente sentarse para conversar, que tengan la sensibilidad y la madures de elaborar una critica sincera y saludable. Sabemos que esto es difícil, que se necesita valor para hacerlo, pero tambien sabemos que cuando sucede es muy bien agradecido por aquellos que realmente quieren crecer y cambiar «El tiempo te demostrará que vale más una crítica sincera que un elogio» Proverbios 28:23 Aunque el elogio es agradable al momento de recibirlo el mismo no nos ayuda a crecer entretanto una crítica saludable y constructiva si puede hacerlo y esto es de gran valor

Sin lugar a dudas todos en algún momento tendremos algo que opinar sobre la vida o el desempeño de las personas cercanas a nosotros (y hasta las no tan cercanas), cuando esto suceda debemos elegir de que lado nos pararemos, si nos callaremos, si lo hablaremos en forma destructiva o si lo haremos de manera sincera y saludable. Si la elección es hacerlo de forma sincera y saludable aquí presento

3 aspectos de una Critica Sincera:

  • Es personal: no se hace murmurando con otros sobre el asunto, se hace conversando directamente con la persona involucrada, tampoco se hace a través de indirectas, la critica saludable se hace personalmente porque es un asunto personal para el que la emite, se supone que se está tomando el tiempo para hablar con el otro respecto al asunto en cuestión porque le importa realmente.
  • Su fin no es avergonzar, ridiculizar, burlarse o dañar: ese es el fin de la critica destructiva, pero en el caso de la critica sincera y saludable su fin es ayudar a mejorar aquellas cosas que podrían no estar bien, mostrar o hacer ver lo que quizás no se está viendo y por lo tanto ayudarle a corregir algún comportamiento o mejorar una acción. Como el fin de la critica sincera no es dañar cuando se emite, se hace desde el respeto y la consideración por los sentimientos y la vida de la otra persona, no se suelta irresponsablemente todo lo que se piensa o se siente porque puede herir a quien supuestamente respetas o te importa. 
  • Es para solucionar no para descargar: hay una diferencia entre conversar para desahogarse y otra para dar una criticar sincera y saludable. Cuando hablas para descargarte el foco está sobre ti, sobre lo que tu sientes producto de una situación y en la resolución de tus sentimientos en particular mientras que si estás hablando para hacer una critica sincera el foco está en la conducta o acción en cuestión que desde tu perspectiva necesita ser corregida o mejorada, es decir, el foco está puesto en la mejoria del otro. Dentro de todo esto también es cierto que buscar una solución te ayudará a aliviar tu tensión sobre el tema así que todos ganan

Sabemos que eliminar la critica malsana o tóxica no es un asunto simple, sin embargo tener conciencia de que debemos hacerlo y la disposición de hacerlo es un gran primer paso de avance. Tomemos decisiones de valor y elijamos cada día tener conversaciones que construyan y edifiquen la vida de otros. Esto no será siempre sencillo pero con determinación diaria y la ayuda de Dios podremos lograrlo y por otra parte tengamos la suficiente humildad para tener el corazón y los oídos abiertos para recibir constructivamente la critica sincera y saludable.

Abraham Figuera Alvarez
@lidereshoy (twitter/instagram)
af@afiguera.me

Leave a Reply